viernes, 12 de febrero de 2010

Aragón registra en enero una tasa anual de inflación del 1%

12.2.2010.

 


En Aragón Liberal

La inflación se sitúa en terreno positivo por tercer mes consecutivo. En las tres provincias aragonesas la tasa anual de inflación en enero presenta valores positivos, con Teruel a la cabeza (1,5%) seguida de Zaragoza (1,0%) y Huesca (0,9%).

De acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa anual de inflación se situó en enero de 2010 en el 1,0% en Aragón, idéntico registro a los promedios tanto de España como de la Zona Euro. Con ello, la inflación se afianzaba en terreno positivo por tercer mes consecutivo, tras haber ofrecido valores negativos durante los siete meses precedentes.

Este comportamiento de la inflación en Aragón y España sigue respondiendo en gran parte a la evolución de los precios internacionales de las materias primas, en particular del petróleo, que en los últimos meses están empujando los índices generales de precios al alza. Así, el barril de calidad Brent cotizó en enero a una media de 76,2 dólares, lo que supone un aumento de casi el 74% respecto al mismo mes del año anterior.

Esta fuerte subida se refleja en los grupos de consumo más relacionados con el coste de la energía, en concreto el transporte, cuyos precios crecieron en enero un 6,0% en tasa anual, así como vivienda, cuyos precios crecieron un 2,9% en tasa anual debido a los combustibles para calefacción.

También subieron en términos anuales los precios de la enseñanza (2,7%) y de la hostelería (1,4%), y muy especialmente los de bebidas alcohólicas y tabaco, donde las subidas de los impuestos especiales colocan su tasa anual de inflación en el 12,6% en enero.

Estas subidas se vieron parcialmente compensadas por unas rebajas más agresivas que las celebradas un año antes, lo que se observa en la tasa anual de vestido y calzado (-1,0%). También cayeron en tasa anual los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas (-3,2%), medicina (-1,0%), ocio y cultura (-1,9%) y comunicaciones (-0,5%), reflejando en general la debilidad del consumo de los hogares.

En las tres provincias aragonesas la tasa anual de inflación en enero presenta valores positivos, con Teruel a la cabeza (1,5%) seguida de Zaragoza (1,0%) y Huesca (0,9%).

Por comparación con el mes precedente, los precios disminuyeron un 1,0% en Aragón debido a las fuertes rebajas en vestido y calzado, cuyos precios cayeron un 13,4% respecto a diciembre, así como menaje (-0,8%) y ocio y cultura (-2,0%), en este último caso debido a la finalización de la temporada vacacional navideña.

En el apartado de las subidas mensuales de precios destacaron los casos del transporte (1,9%) y vivienda (0,9%), en ambos casos como consecuencia de los aumentos de precios de combustibles y carburantes, así como bebidas alcohólicas y tabaco (1,5%) debido al aumento de los impuestos especiales.

La inflación subyacente, que es aquella que excluye de su cálculo los alimentos no elaborados y los productos energéticos, se situaba en enero en el 0,3% anual en Aragón, una décima por debajo del registro del mes anterior. En el conjunto de España la subyacente cedía dos décimas respecto a diciembre y quedaba en el 0,1%. En suma, es al eliminar la influencia del petróleo cuando se observa con mayor claridad el impacto que la situación económica está teniendo sobre los precios de consumo en España.

El Banco Central Europeo espera que la inflación se mantenga en torno al 1% a corto plazo, siendo previsible que a más largo plazo la inflación siga siendo moderada durante el horizonte temporal relevante para la política monetaria, de modo que la evolución de precios, costes y salarios continúe acompasada con una lenta recuperación de la demanda en la zona del euro.

En este contexto, es importante destacar una vez más que las expectativas de inflación a medio y largo plazo siguen firmemente ancladas en niveles compatibles con el objetivo del Consejo de Gobierno del BCE de mantener la inflación en tasas inferiores, aunque próximas, al 2%.

Los riesgos para estas perspectivas siguen estando en general equilibrados en opinión del BCE, y se refieren en concreto a la actividad económica y la evolución de los precios de las materias primas. Asimismo, las subidas de los impuestos indirectos y de los precios administrados podrían ser mayores de lo que se espera actualmente, debido a la necesidad de saneamiento presupuestario en los próximos años.

No hay comentarios: